domingo, 8 de abril de 2018

UTILIZAR A MENUDO LAS PALABRAS MAGICAS

Hay tres cosas que dan un vuelco a las relaciones: pedir disculpas, agradecer y perdonar. Hay consecuentemente tres expresiones mágicas: lo siento, gracias, no pasa nada.

 Cuando pedimos disculpas, casi siempre nos sobra la segunda parte de la frase. Cuando damos las gracias, hemos de evitar que suene a puro formulismo. Y cuando perdonamos, nos hemos de asegurar que no humillamos.

sábado, 3 de marzo de 2018

LA MAGIA DE LA CONSTANCIA

En un mundo donde manda la inmediatez, como si todo se hubiera de conseguir por arte de magia, nos hemos olvidado de la verdadera magia, la constancia, la misma que gota a gota, termina por horadar la roca más dura. Esa magia está, sí, al alcance de todos. Solo debemos practicarla, pero hacerlo día a día. Esa es la única condición.
¿Por qué no usar aquello que nos ha hecho crecer en todos los sentidos? Porque gracias a la constancia aprendimos a leer, a escribir, a relacionarnos con los demás, a construir un amor verdadero a ser especialistas en cualquier tema. Sin duda, todo lo importante que poseemos es fruto de esa constancia que, ahora, empujados por la inmediatez no valoramos de la forma que se merece, es decir, con la responsabilidad de quien tiene un poder entres su manos. Es el momento de volver a crecer en la magia. Ha llegado la hora de crear a partir de esa magia y conseguir aquellas cosas que son importantes para nosotros, y hacerlo de manera duradera.
GABRIEL GARCÍA DE ORO (Filósofo y escritor)

domingo, 28 de enero de 2018

LIBERARSE DEL PROPIO EGO

Prisioneros del ombliguismo, demasiado cargados con el equipaje de nuestra historia, acabamos por llevar maletas muy pesadas que nos impiden buscar y construir nuestro camino personal con total libertad. ¿De dónde procede esa identificación con nuestras historias, hasta el punto de replegarnos sobre nosotros mismos?, y sobre todo, ¿cuál es la alternativa a ese reflejo? Lo que nos cuenta la cabeza no es la vida. Tomar distancia respecto a lo que nos cuenta y estar, en otras palabras, menos enganchados al ombliguismo nos permite abordar las situaciones de la vida con una mayor sabiduría. Por sabiduría hay que entender esa cualidad que está dotada de tres componentes: la capacidad de reconocer que nuestro propio saber es limitado, la consciencia de que el mundo cambia continuamente y dirigir nuestro interés al bien común, en lugar de a nuestros intereses particulares. Por el contrario, el ombliguismo se define por la rigidez de sus propias ideas, por un sentimiento acerca de un mundo inmutable y una preocupación que está, básicamente, centrada en uno mismo.
Ilios kotsou (Elogio de la lucidez)

sábado, 6 de enero de 2018

ESTAR SUBIDO A HOMBROS DE GIGANTES

El ser humano aprende por imitación, y no solo en la primera juventud, ya que la vida entera es una formación continua.
Si nos encontramos en un momento en el que no hallamos sentido a nada, puede ser un revulsivo leer biografiás de personajes con existencias altamente significativas.
Al parecer, el mismo Benjamín Franklin se inspiraba en persones históricos a los que admiraba, y trataba de incorporar a su vida los valores que iba observando en ellos. Es lo que Newton denominaba estar “a hombros de gigantes”.
Francesc Miralles (periodista y escritor)

jueves, 14 de diciembre de 2017

DESARROLLA TU IKIGAI

Este concepto japonés se traduce, de forma informal, como “la felicidad de estar siempre ocupado”, y ciertamente los centenarios de Okinawa presumen de “no retirarse” jamás, encontrando siempre tareas de valor para ellos y su comunidad.

 A cualquier edad, quien tiene un motivo por el que saltar de la cama encontrará sin duda la motivación para vivir un día más. Sobre esto, el actor Cary Grant decía lo siguiente: “Mi fórmula para vivir es muy simple. Me levanto por la mañana y ve voy a la cama por la noche. En medio, me ocupo lo mejor que puedo”.
Francesc Miralles (periodista y escritor)

jueves, 9 de noviembre de 2017

EL MIEDO A NO GUSTAR

En el mundo hay mas de 7.000 millones de habitantes y es imposible caerle bien o gustarles a todos. Cada persona es única y no tiene sentido compararnos. Muchas personas, sacrificando sus propios intereses y necesidades, para gustar y ser aceptados, acaban adaptándose a las opiniones y deseos de los demás. Pero para ser felices, lo que realmente necesitamos, es analizarnos y criticarnos menos. El gran problema no son los demás, sino esa constante lluvia de autojuicios a los que nos sometemos. Todas somos personas excepcionales y sin embargo cada una se ha convertido en su propia peor enemiga.
Ramón Soler (psicólogo)

jueves, 28 de septiembre de 2017

SERES DIGITALES O VIVENCIA HUMANAS

En el mundo contemporáneo hay una gran sed de estar conectados. Quizá porque nos sentimos mas desconectados que nunca de la comunidad y del cosmos, de nuestro cuerpo y de nuestra propia interioridad. La conexión digital no sustituye la verdadera conexión. La autentica conexión comienza cuando conectas contigo y, a través de ti, conectas con el mundo que te rodea, Parece que la vida hoy resulta aburrida sin estímulos digitales.

 ¿Simplemente andar es aburrido? Es una magnifica oportunidad para estar contigo, con tu propio interior, de sentir como tu cuerpo se mueve libremente. Por debajo del parloteo digital, la plena presencia aquí y ahora nos lleva al ámbito de plenitud que se halla en nuestro interior.
Jordi Pigem

miércoles, 5 de julio de 2017

El coraje de ser lúcidos

Reconocer que no siempre podemos ser felices es una prueba de lucidez, no de resignación.
La felicidad, esa bonita idea y esa necesidad fundamental, está en peligro a día de hoy, victima de su éxito y popularidad, asfixiada por el peso creciente de ilusiones mentirosas y convincentes que hay que denunciar. No,¡no siempre es posible ser feliz! No, no se puede positivar todo. Si ¡efectivamente, la vida es una larga sucesión de problemas! Y la felicidad no está aquí para impedir su aparición. ¡ni para ayudarnos a ignorarlos cuando aparecen! La felicidad está aquí para ayudarnos a hacerles frente y a sobrevivir, a pesar de ellos.
I
lios Kotsou

miércoles, 7 de junio de 2017

TIPOS DE EMPATÍA

Hay una empatía que nos permite captar lo que los otros sienten. Es la empatía real. Y hay otra empatía que lo que hace es proyectar en los demás lo que nosotros sentiríamos en sus circunstancias, asumiendo que ellos han de estar sintiendo lo mismo. Es la empatía proyectada.

domingo, 23 de abril de 2017

NUBES Y CLAROS

Todo cambia constantemente, por fuera y por dentro. El problema es que vivimos lo que nos ocurre como si fuera permanentemente. Cuando te embarga la tristeza, cuesta creer que la tempestad pronto amainará.
 Y, a la inversa, cuando tu cielo interior es radiante, esperas que se quede así para siempre. Saber que todo es pasajero, también la soledad y la tristeza, ayuda a vivir.